Huida hacia adelante.

Phenix no sabía que hacer, entendía perfectamente que había pasado aquella noche y sabía que la ley exigía estar a la noche siguiente en el claro del bosque, aparte fauno que se precie no puede perderse una “correría” de ninfas, vamos impensable, una fiesta donde acabarías “jugando” con una o varias ninfas……………….

Nada más pensarlo empezó a ponerse nervioso, notaba como sus hormonas “crecían” debido a la excitación, pensó en su amigo, Fausto estaba perdido. Pero ¿iban a dejar a su amigo volverse sensato?, no desde luego que no.
Decidió ir a buscar a Silvino, Silvino era el otro componente de una triada terrorífica de faunos, como os habeis imaginado estos eran Fausto conocido como “el golfo”, Silvino conocido como “el aventurero” y Phenix conocido como “el sabio”, los tres formaban un trio terrorífico, la corte de los mayores los conocían como “el trío calavera”. El trio calavera fué capaz de llevar a la guerra a los faunos con sus amigos los ogros, menos mal que se dió cuenta el viejo alcornoque Bodhi y pudo deshacer el entuerto, las porras estaban levantadas en la aldea de los ogros de la montaña del norte…..
Pero esa es otra historia, Phenix encontró a su amigo Silvino en las rocas donde solía dormir, esta noche afortunadamente solo, el fauno estaba cabreado por no haber enganchado una ninfa que llevar a su peña, pero cuando supo lo que Phenix venía a explicarle se le pasó el cabreo…..
Silvino cotestó tranquilamente ¿Y?.

Phenix pensó que Silvino era muy buen amigo pero tenía la virtud de sacarlo de quicio, como que ¿y?, iban a dejar a su amigo, hermano de correrías casarse y volverse serio,barrigón y esclavo de una ninfa¿?, por supuesto que no si podían evitarlo….
Silvino contestó a esta perrorata con un ¿qué podemos hacer nosotros?; falta un día para que le echen la correa al cuello y la próxima luna nueva ¡le pondrían el candado!.
Sólo hay dos posibilidades, la primera que antes de mañana un ogro que esté enamorado de Nirvana la secuestre y la haga su mujer, o bien irnos antes de que fausto oiga lo que tiene que decir Nirvana.
Phenix pensó que había una tercera posibilidad que era una mezcla de las otras dos, buscar al ogro “Matías” que sabían estaba enamorado de Nirvana, ellos lo sabían de cuando la guerra con los ogros……., e intentarle explicar lo que pasaba,los ogros suelen tener nombres ininteligibles, Matias se llamaba “maerdrfddtdstihas” casi todos acababan en tihas,así que le ponían nombre como Matias, Tobias Jeremias…… una vez que un fauno bautizaba en público a un ogro este se quedaba con este nombre “oficial” en el bosque mágico, afortunadamente no bajaban muchos de las montañas heladas al bosque mágico……
Una vez decidieron que irían a buscar a “Matias” fueron en busca de Fauno y le dijo Silvino que tenía un problema muy grande y que tenía que marcharse del bosque mágico por una temporada, Fausto le preguntó que pasaba. Phenix dijo que era muy largo de explicar, pero que su común amigo necesitaba alejarse por un tiempo, y que si quería ir con ellos.
Fausto dijo que sí, ¿que me llevo? preguntó; “armas de defensa, ropa de abrigo y comida para tres días, luego comeremos por el “camino”.
Eso significaba que tardarían una buena temporada en volver, Fausto hizo caso omiso y metió en el zurrón todas las provisiones que pudo, sus amigos eran un poco “cabralocas” con la comida.
Al cabo de dos horas de la conversación del viejo alcornoque con Nirvana, tres jóvenes faunos se ponían en movimiento en el bosque mágico hacia las montañas heladas de los ogros, silenciosos, buenos conocedores del bosque, cualquiera que los viera pensaría que iban a por provisiones para el día siguiente “la FIESTA”.
Entre tanto Nirvana estaba con sus dos hermanas mayores “Isias” y “Seoain” preparando la celebración del día siguiente, Nirvana iría ataviada con un vestido transparente de seda blanca ribeteada con hilo de plata y adornada con pétalos de rosa y tréboles de cuatro hojas en la cabeza, llevaría una correa de cuero que pondría al cuello de su amado, finamente entrelazado con el aparejo de la firma de su familia, las ninfas de muy pequeñas ya aprendían a hacer cada una su correa, y en la otra mano portaría un látigo y un candado, señal de posesión y doma del fauno elegido, sus hermanas pensaron que estaría preciosa, Nirvana pensó con horror en que tenía que pegar a su amado como si de un animal cualquiera fuese y lo quisiera domar, su hermana Isias le exlicó que eso era necesario hasta que el permitiera ser “grabado” con el hierro de su marca, así había sido siempre y así seguiría siendo……. continuará.
Si llegó aquí desde el prólogo del cuento pulse aquí para volver a la página.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s