cuentos del bosque mágico:sire silfiadocus.

Al cabo de unos minutos entró Silvino corriendo en el claro del bosque gritando “Fausto,Fausto, lo traemos, lo traemos”, al darse cuenta que se había dado de bruces con el Consejo le dió un ataque de timidez y comenzó a balbucear…….., Fausto le dijo que entraran en el bosque que quien traían era una parte primordial de aquel consejo…..

Fausto:”ya podemos empezar, Señores del consejo mi compañero y amigo Silvino nos trae a alguien que en los últimos 500 años no ha tomado parte en ningún consejo, bueno más bien en 600 años, pero nos tiene que decir algo importante……”
En esos momentos aparecieron 200 faunos con una máquina algo obtusa parecida a un carromato gigante, y dentro de él traían a un roble milenario, Tenía derecho a asistir al consejo, pero ya sabemos la movilidad le impedía asistir………..
Fausto: “ante ustedes el gran Sire Silfiadocus, un roble milenario que seguro conocen y que por fin ha decidido entrar de nuevo en un consejo”
Un gran run-run comenzó entre los asistentes, ¿que pintaba allí el viejo cascarrabias?? como era conocido el gran roble milenario.
Bodhi tomó la palabra: “Fausto ¿quieres exponer tu explicación y tu proposición al gran consejo?, se nos hace tarde”
Fausto: “Señores del Consejo y demás asistentes al claro del bosque, Ayer la ninfa Nirvana fué a hablar con sire Bodi para pedirle permiso según la ley para ‘tomarme en matrimonio’, pero su conversación fué escuchada por un amigo mío que sin mediar palabra y junto con otro gran amigo mío me vinieron a buscar con el pretexto de que uno de ellos estaba en peligro y que les tenía que ayudar para alejarme de aquí, hemos estado corriendo toda la noche, esta mañana al descansar me han explicado el motivo de nuestra carrera y yo me he ‘enfadado’ con ellos, no porque se preocuparan de mi, sino porque yo soy el primero en decidir mi futuro, si yo decido correr correré, pero si decido quedarme me quedaré, en este caso la decisión fué volver, y como tenemos una gran amistad con las grandes águilas, nos hemos aprovechado de eso para poder volver aquí rápidamente, claro está que un fauno no vuelve para que le pongan un hierro y lo marquen como si fuera un animal de granja en el mundo humano, vuelve porque quiere cambiar esa injusta ley, yo soy un fauno, quiero casarme con Nirvana y quiero que seamos felices, pero no haciendo caso a una absurda ley en la cual dice que yo paso a ser posesión suya y que se me ha de marcar, sé que al ser un fauno hay dos partes dentro de mí, la humana que reniega del hierro y la animal que a lo mejor lo merece, pero siempre en los faunos la parte humana ha sobrevivido por encima de la animal, así mi intelecto me dice que no puedo permitir que se me eche el lazo, se me ponga un candado y se me marque con un hierro al rojo, por otra parte esta lucha que hoy comienza aquí no será una lucha unitaria, no la inicio para mí sólo , sino para los miles y miles de faunos jóvenes que hay y que vendrán después de mí, Seguiremos casándonos con ninfas, pero con el consentimiento de ambos y sin que uno sea posesión del otro y mucho menos sea humillado como en la actualidad lo somos…….
para reforzar mi petición he llamado a varios amigos del mundo mágico para que me ayuden, unos ya están aquí otros están por llegar espero les atiendan antes de tomar una decisión……………”
Se hizo un silencio sepulcral en el claro del bosque, Fausto lo disfrutó cual actor mira como el público, su público se mantiene expectante con la boca abierta…..
Fausto: “si no hay nadie en contra me gustaría que nos explicara sire Silfiadocus porqué dejó de asistir a los consejos, hace tanto que a lo mejor la gente se ha olvidado”
Hizo un gesto y los jóvenes faunos empujaron el gran carromato hasta el centro del claro del bosque.
Silfiadocus: “Gran consejo, unos faunos jóvenes han venido a mí en nombre de Fausto para pedirme que asistiera a esta reunión, yo en principio me he rebelado y no quería venir, hasta que me han explicado el motivo de esta petición, volver a tener la libertad de elegir……, tengo que decir que yo abandoné el congreso por culpa de la ley de las ninfas, creada hace 602 años, por la cual las ninfas ‘adquirian’ a los faunos como una propiedad suya cuando se casaban con ellos, yo y algunos más nos expresamos en contra, pero fuimos minoría, ya que aquellas ninfas convencieron hasta a los faunos que aquello era lo mejor para todos……..
Pero antes de aquella ley los faunos y las ninfas se casaban y no tenían ningún problema en vivir juntos, uno al lado de otro y no como ahora uno siendo amo del otro…….
aquella ley fué y sigue siendo injusta y ya que el joven Fausto la ha puesto en tela de juicio mi exposición es que se derogue y que en la próxima asamblea ordinaria se vote una mas equitativa para ambas partes, así ha funcionado siempre el consejo y siempre funcionará….. es mi palabra”
Fausto volvió a coger la palabra:”señores del consejo he querido que el viejo silfiadocus diera su versión, dada su credibilidad en el consejo, tengo que decir que hemos reunido a TODOS los faunos jóvenes de estas tierras para venir a pedir la derogación de esta absurda ley, a continuación pasarán todos delante vuestra, pero como no acabariamos nunca si tuvieran que hablar todos, pasarán y ante el consejo inclinarán la cabeza como muestra de su petición”…
pasaron los 500 faunos jóvenes que de golpe habían aparecido de no se sabe dónde y entraban en el claro inclinaban la cabeza y luego volvían a sus puestos…….
Fausto: “Una vez acabado resalto que han sido TODOS los faunos jóvenes, no falta ni uno en el pase, también pasarán a pedir la derogación de la ley 287 ninfas que han decidido secundarnos, supongo que con un poco más de tiempo hubiéramos llegado a las 478 ninfas que hay ahora mismo en las condiciones de jóvenes….”
Fueron pasando las ninfas y al final llegó Nirvana con una carta que entregó a sire Bodi en ella pedía la derogación de la ley de las ninfas y que se pudiera casar por el rito “antiguo” con Fausto.
Bodhi le leyó el manuscrito a todo el consejo y como final de aquella sesión dijo que tenían que deliberar, que se fueran todos para poder ellos hablar libremente y que ya avisarían cuando tuvieran algo que decir…………… Continuará

Si llegó aquí desde el prólogo del cuento pulse aquí para volver a la página.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s