la guerra de los enanos: el desenlace.

Empieza un nuevo día, día de guerra, satisfacción y penuria, luto y lágrimas junto con risas y amor, comienza un nuevo día, para muchos será el último




Mirábamos a nuestros compañeros, en primera fila los que no tienen nada que perder o incluso los que quieren perderlo todo, enanos suicidas, cuidados como dioses, entrenados cómo los mejores y mentalizados en que tienen que morir para que su pueblo sobreviva, generación tras generación se sacrifican por el bien de su pueblo, Ninfas guerreras en luto, sencillamente no quieren sobrevivir a sus maridos, si sus “cabraslocas” han muerto para qué quieren ellas estar en esta vida, lógicamente no se irán gratis, se llevaran todos los enemigos que puedan por delante y los ogros, los ogros no es que se sacrifiquen por nadie o no quieran vivir más, sencillamente quieren destrozar cabezas, cuantas más mejor y una vez olida la sangre necesitan empezar la fiesta cuanto antes.
Desde la puerta sur se oyó el sonido de trompetas,era la hora del último ataque, intentarían recuperar aquella plaza para los enanos, esperaban que quedaran enanos para poderla disfrutar……….
las ninfas dieron un paso al frente, tirando sobre las posiciones de los orcos las flechas envenenadas, mas de setenta orcos murieron bajo el veneno de sus puntas, pero se metieron encima de la trampa, los orcos tiraron flechas incendiarias y la trampa de aceite se convirtió en su tumba, todas quedaron quemadas, pronto estarían con sus amados…….
en la puerta del este los enanos suicidas avanzaron, delante de ellos tenían a doscientos troll’s que avanzaron hacia ellos , desde la retaguardia mil enanos lanzaban hachas hacia los troll’s, cuando estos se enfrentaron a los suicidas quedaban apenas unos sesenta troll’s, todavía demasiados para los enanos suicidas.
No quedó ni un enano suicida,señal que todavía quedaban troll’s en el campo de batalla, detrás de los suicidas entraron doscientos enanos en la lucha, llevaban hachas largas y se enfrentaron a los quince troll’s que quedaban en este sector de la ciudad enana, ganaron aunque todavía perdieron ciento veinte enanos más, quedaban 950 enanos y todavía no habían entrado en la ciudad.
en la puerta del oeste cien ogros se enfrentaron con cincuenta troll’s, la proporción era de dos a uno, bastante incierta para ambas partes, de golpe aparecieron quinientos orcos lanzando dardos sobre los ogros y los troll’s, los faunos defendían a sus amigos lanzando piedras con sus famosas hondas a los orcos, al cabo de un rato cien ogros dejaron de existir junto con cincuenta troll’s, muchos de los troll’s muertos por “fuego amigo”, los faunos con sus hondas mientras habían abatido a cincuenta orcos más……………..
Tobías y su familia habían muerto en el asalto de la puerta del oeste, todos los ogros que quedaban en retaguardia avanzaron hacia los orcos, estos sin los troll’s eran un ejército menor para los ogros y se escabulleron hacia el corazón de la ciudad, el ejército de la puerta del oeste entró en la ciudad y empezó las escaramuzas de casa en casa,de barrio en barrio, los faunos se dedicaron a girar hacia la izquierda y atrapar a los orcos que defendían la entrada del sur, pronto los tuvieron atenazados desde atrás, sin posible defensa por la espalda pronto aniquilaron a los orcos, las bajas fueron muy leves,casi inexistentes….
los ogros que quedaban en la puerta del sur mientras tanto intentaban apagar el aceite hirviendo tirando piedras enormes dentro, cuando al fin se apagó Fausto y sus huestes miraban con extrañeza cómo habían desaparecido los orcos, hasta que vieron a los faunos y lo entendieron todo, los habían cogido por sorpresa…….
Los enanos empezaron a avanzar y pronto se encontraron los tres ejércitos, delante suya había un ejército de unos tres mil orcos, dirigidos por el nigromante rojo, Fausto suponía que eran las últimas fuerzas que le quedaban al señor de las tinieblas,así que cogió un trozo de ropa blanca a modo de bandera y avanzó para poder hablar con el nigromante………..
Esta vez el nigromante si fué a parlamentar con Fausto, ëste le dijo que si querían marchar a los páramos podían irse y no volver, nadie les seguiría , nadie les daría caza, pero no deberían volver ni a las grutas ni al mundo mágico nunca más.
El nigromante sólo dijo una frase:” ¿cuándo os pensáis rendir?”, se dió la vuelta y se marchó.
entonces Fausto volvió con los suyos, los enanos empezaron a avanzar hacia las posiciones orcas, eran endiabladamente lentos, pero también imponía su formación, con los grandes escudos al frente eran casi invencibles, los orcos le lanzaron andanadas de flechas que no hacían mella en su avance, cuando estuvieron a tiro los enanos lanzaron dos andanadas de hachas, 1700 hachas aproximadamente encontraron a unos orcos que sin escudos sufrieron un gran castigo, cuando se rehicieron de la segunda andanada, ya llegaban los enanos con sus hachas largas, la batalla fué cruel y despiadada, detrás de los enanos aparecieron los faunos con sus lanzas cortas, tenían muy buena puntería y lanzaban justo detrás de la primera línea orca, los enanos encontraban muy poca resistencia y avanzaban y avanzaban, las ninfas le hicieron el relevo a los faunos y comenzaron a tirar sus flechas envenenadas, pronto los orcos estaban diezmados, las pérdidas eran numerosas y los enanos empujaban y empujaban a los orcos hacia la puerta del norte, parecía que la guerra estaba a punto de terminar.
Pero el nigromante rojo tenía un as en la manga, pronto aparecieron en el campo de batalla quinientos lobos oscuros, estos había estado agazapados y no se habían movido hasta ahora, los enanos titubearon,pero siguieron avanzando, aunque ahora sus bajas comenzaron a aumentar, Phileas mandó avanzar a los ogros para enfrentarse a los lobos, las ninfas seguían con las flechas contra los orcos y los faunos se dedicaron a cazar a los lobos con sus lanzas cortas, la situación aunque un poco caótica era sostenible para las fuerzas del mundo mágico.
En ese momento Fausto enseñó una carta que había guardado celosamente, los magos, se habían unido a ellos diez magos que comandados por Máximus comenzaron a mandar sobre sus enemigos bolas de poder mágico, esto sobrepasó la moral de los orcos que comenzaron a huir despavoridos, un mago era muy temido en sus tierras,cuando observaron que diez magos les estaban atacando uniendo sus fuerzas con enanos y ninfas hizo que los orcos acabaran creando una desbandada, sólo quedaban los lobos entre los enanos y el nigromante……
Pero los lobos habían tenido muchas bajas también, sólo quedaban ya la mitad, en cambio las fuerzas de los aliados habían concentrado su fuego hacia ellos, por lo que también huyeron detrás del os orcos, cuando Fausto quiso darse cuenta la ciudad estaba vacía y los orcos salían hacia el páramo como alma que se lleva el diablo…….
una vez limpiadas las grutas, llegó el momento de hacer balance, de los enanos de Darwud quedaban apenas cien, un precio demasiado grande para un pueblo que hacía tres años poseía miles de enanos fuertes, de los ogros quedaban una cincuentena,cómo había muerto Tobías y su familia, los ogros salieron liderados por Jeremías,una sabia decisión pues era uno de los más inteligentes entre ellos.
De las ninfas quedaban trescientas, pero ochenta más habían perdido a sus maridos y al día siguiente saldrían en busca de los orcos por los páramos, no pararían hasta morir todas, se les unieron diez ninfas más,todas ella mutiladas en la batalla y que no querían vivir así.
ciento cinco faunos cayeron en la reyerta, entre ellos Silvino, Fausto lloró amargamente la muerte de sus queridos amigos, desde luego esta guerra dejaría mella en todo el bosque mágico.
Nirvana estaba en un rincón desolada, muchas amigas suyas habían caído, muchos faunos también, ¿porqué habían comenzado aquella desastrosa aventura?, se dijo a sí misma que por el bien del mundo mágico.
los enanos de Wolfag quedaban en un tercio de los que habían entrado en las grutas,esto es cuatrocientos enanos quedaban en pie, demasiado alto el precio …….
Cien enanos de wolfag se quedaron a ayudar a Darwud y fueron bien recibidos,al cabo de un rato aparecieron las enanas y los niños, empezaron a retomar su ciudad, los faunos montaron un campamento en la puerta del norte, se quedaron cien faunos para vigilar la posible vuelta de los orcos….. si en un mes no pasaba nada volverían al claro del bosque mágico. esa noche los faunos y las ninfas “dormieron” juntos,bueno dormir dormir no.
Al día siguiente todos volvieron a sus aldeas y quehaceres, ¡la guerra de los enanos había terminado!!!!!

NO CONTINUARÁ.


Si quieres volver a la página oficial de la guerra de los enanos pulsa aquí.
imagen:http://www.wargamez.com.ar/foro/warhammer-fantasy-battles/todo-el-arte-de-whf-7221.html

Anuncios

2 pensamientos en “la guerra de los enanos: el desenlace.

    • de nada montse, hasido un placer escribir con alguien la lado que me decía cada día “sigue así , sigue ” ,,,,, espero que el próximo te siga enganchando igual que este…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s