los legionarios de la fe: arroz y penas en el mismo cuenco.

Cuando te impones una meta,sólo la fuerza de voluntat determina si lo conseguirás o no


Éste es mi quinto día encerrado, ahora caigo en la cuenta que no oigo ningún ruido que no produzca yo, me da cierto pavor, pero mi raciocinio me dice que en el fondo sabía que pasaría, las paredes de hormigón macizo tienen un metro de espesor y la puerta una vez se cierra la trampa se suelda con las paredes, imposible oir nada, sólo hay un pequeño agujero por donde entra el cable de la luz y otro de 10cm. de diámetro donde entra aire para evitar morirme axfisiado, ay ¿por qué fuí tan perfeccionista cuando idee la trampa?, podía haber dejado una “puerta de atras” por si las moscas.

Pero no, yo sé que no hay puerta de atrás, sólo espero que cuando descubran este sitio encuentren el testamento que estoy escribiendo y que me ayuda a no volverme loco, ¿o ya lo estoy y no me he dado cuenta ?.

Mejor no pensar y seguir con el testamento, había escrito por ahí que tengo dos hijas y una mujer preciosa, alta, pelo castaño, ojos verdes, 58 kg de peso después de haber tenido dos hijas, muy tabajadora y de la cual estoy profundamente enamorado, sólo mi entrega a “Dios” es más fuerte que el amor hacia mi mujer y mis dos hijas, gemelas de 14 años que se parecen a su madre y que nos han dado tantas alegrías, si véis algún borrón en estas páginas no os extrañéis, estoy llorando, acordarme de todo lo que han pasado pensando que estoy muerto me produce una gran tristeza, pero me he de recuperar, tengo la palabra del abad de Montserrat que a mi familia, al igual que la de los otros tres legionarios estarán bien cuidadas durante el resto de sus vidas.

Al empezar mi preparación sólo podía comer un cuenco de arroz al día y llenar una vez mi cantimplora de agua, 250 cc de agua y 300 gramos de arroz hasta que hubiera bajado 27 kilos, sin pan ni pescado ni carne, ni una miserable verdura estaba permitida, era la dieta que utilizan los monjes tibetanos y se ha de mezclar con mucho ejercicio físico y meditación, la meditación es para no salir corriendo a atracar el frigorífico, supongo.

Mi principal tema de meditación era el estudio de los cinco círculos, una vez has sobresalido en la captación te someten a la prueba de los cinco círculos, tres son exotéricos (abiertos a todo el mundo) , para saber generales sobre tí mismo y sobre la religión cristiana y no implican ningún peligro, cuando quieras puedes salir diciendo un “yo paso de esto”, pero llega el momento de la verdad y una vez has pasado los tres círculos exteriores te encuentras con el paso interior hacia la sabiduría,pero en el camino recibes un aviso, si pasas esa entrada nunca podrás volver ¿estás de acuerdo?
Yo y mi espíritu aventurero de cuando tenía quince años, dije sí sin vacilar, era el novicio más joven que había pasado los tres círculos exteriores, había pasado con mención especial y no había dudado hasta que llegué al cuarto círculo de la sabiduría, me dieron un libro que ponía en la portada “LA BIBLIA”, dentro sólo había tres palabras “todo es mentira”, el mentor que me tocó en el cuarto círculo era una hermosa mujer morena, bien dotada y con más curvas que la ascensión al Everest, no sé si me explico, pero había algo que tiraba hacia atrás, su mirada era gélida, como sin vida, daba la impresión que sabía algo que le había quitado la fuerza vital, sus ojos eran los de un muerto en vida…….
Mentor:”hola novicio ¿has leido la biblia?”.
yo:”sí”
Mentor:”¿porqué?”
yo:”¿porqúe qué?”
Mentor:”¿porqué has leido la biblia sin que nadie te de permiso?, a partir de ahora harás lo que se te pida y no harás preguntas, sólo responde a loo que se te pida, no hagas nada más…………. ¿has entendido?.
yo:”sí.”

me dejó y se marchó , sencillamente se fué y no volvió hasta tres días después, yo sólo me movía de mi sitio para ir a comer a la cocina o al lavabo, por lo menos tuvieron la decencia de dejarme comida,bebida y un lavabo adonde poder ir……………………
Cuando volvió mi mentor su pregunta me dejó estupefacto:”¿Crees de verdad que lo que hay en la biblia es mentira?.”
Yo no sabía si debía contestar y qué debia decir, estuve pensando un buen rato, ella no se impacientó, sencillamente había entendido el juego, aquí el paso del tiempo no importaba, pero una respuesta inadecuada podría llevarme a un camino “peligroso.”
yo:”sinceramente no sé que pensar, yo vine aquí ha intentar aprender, nunca pensé que me vendría con adivinanzas, espero que me puedas dar alguna luz sobre ese escrito::::”
Mi mentor sonrió, acababa de dar la respuesta acertada, reconocer desconocimiento y demostrar humildad eran dos pasos importantes en la carrera del conocimiento, pronto empezaría a tener respuestas más inquietantes y mas peligrosas de lo que hubiera esperado jamás……….

continuará

Si quieres volver a la página principal del los legionarios de la fe : clicka aquí

imagen: http://sancristobal-capitalfederal.olx.com.ar/tarot-esoterismo-gitano-primer-consulta-gratis-iid-49100713

Anuncios

4 pensamientos en “los legionarios de la fe: arroz y penas en el mismo cuenco.

    • de mi cabeza, saco lo que tengo dentro, si estuviera hablando de informática u analizando la obra de otros se podría pensar que estaba plagiando a alguien, pero como puedes ver no es así, todo es nuevo, en el caso de los legionarios de la fe es más difícil porque tienes que dar referencias veraces junto con la imaginación :))

    • ahora llevo dos cuentos a la vez, “la guerra de los ogros” que sigue a “la guerra de los enanos” y “el fauno y la ninfa” y este, a día de hoy estoy haciendo un capítulo de la guerra de los ogros, dentro de dos días saldrá otro de este cuento, espero que te siga gustando y gracias por comentar 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s