la guerra de los ogros: en el cubil del lobo blanco.

Una vez hubieron aclarado sus diferencias Fausto y Phenix el trío se puso en marcha hacia el cubil del garn lobo blanco.
milfisk el gran lobo blanco
Milfisk que así se llamaba el lobo se enfrentó a ellos en el camino.
Milfisk:”¿Cómo es que tres faunos jóvenes se aventuran a entrar en los dominios de los lobos blancos sin ser invitados?, os advierto que mis hermanos y yo nos morimos de hambre y podríais ser un plato apetecible para la camada, salvo que tengáis una buena razón para estar aquí.”
Fausto paró al fauno blanco Silvino y dejó que fuera Phenix el que se aproximara, desde pequeño Phenix tenía muy buena mano con los animales y siempre se salía con la suya.
Phenix se arrodilló delante del lobo blanco y alargó una mano por encima de la cabeza, humillándose lo suficiente para que la mano estuviera al alcance del hocico del lobo al tiempo que decía:”Milfisk, amo y señor de los lobos blancos, no pretendemos molestarte ni desearte ningún mal, sólamente hemos venido a intentar ayudarte si es que lo consideras oportuno, vuestros hijos están pasando hambre y os proponemos una solución a vuestro problema, es complicada pero se puede hacer con la buena voluntad de todos, pero ¿crees que éste es el sitio para hablar de ello o mejor hacemos un fuego en tu guarida y comentamos la idea que este fauno blanco ha tenido?” dijo señalando a Silvino.
Milfisk sopesó la respuesta de Phenix y le agradó, Fausto le comentó a Silvino “por lo bajini” que se mantuviera callado y que hiciera lo mismo que él……..
Por el camino al cubil los faunos recogieron leña seca para el fuego, los lobos no sabían hacer fuego pero agradecían el calor de uno en sus cubiles.
Una vez hicieron el fuego Phenix le explicó la idea al lobo:”Milfisk, hemos sabido por mediación de Silvino, este fauno blanco que acaba de venir de lejanas tierras que en las montañas heladas hay una plaga de conejos, tantos que parecen hormigas,pero tan grandes como gatos monteses y al enterarse que los lobos del bosque mágico pasaban hambre y en nombre de la amistad entre lobos y faunos nos ha pedido ayuda para montar una gran cacería entre faunos y las tres camadas de lobos en las montañas heladas, los lobos blancos,rojos y grises en la misma cacería……”
Milfisk no dijo nada, los lobos se aguantaban entre ellos pero no eran precisamente “hermanos”, dijo que se lo tenía que pensar……………
Fausto pidió la palabra:”Gran lobo blanco es lógico que te lo tengas que pensar, pero el tiempo es limitado, ahora vamos a ir al cubil del lobo rojo y después al del lobo gris y le expondremos la misma idea, si el plan prospera dentro de tres días vendrá alguno de nosotros para acompañaros a las montañas heladas si es que queréis venir, yo quiero suponer que vendréis porque la caza ha disminuido mucho en el bosque mágico y nos arriesgamos a una lucha entre amigos para sobrevivir……”
Milfisk asintió y los tres faunos abandonaron el cubil camino de la casa de los lobos grises………
continuará.
imagen:http://www.minifauna.com/

Anuncios

2 pensamientos en “la guerra de los ogros: en el cubil del lobo blanco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s