las ninfas guerreras: el poblado orco.

Durante la primera noche no ocurrió nada digno de mención, los orcos y los troll’s parecían haber desaparecido de la faz de la tierra mágica, cuando estaba a punto de amanecer llegó hasta el ejército ninfa la jefa de las exploradoras Sifiliada, y pidió hablar con Ninfala generala del ejército suicida.


Silfiliada le dijo que delante suyo a poco más de una hora a pie había un poblado orco, efectivos no había muchos, unos cien de todas las edades y todos los sexos, pronto prepararon la batalla, el primer escuadron tendría el honor de entrar en el poblado a aniquilarlo, mientras el segundo escuadron se encargaba de los arcos y las exploradoras y cazadoras se unirían en un tercer escuadrón para cortarles la retirada, no debía quedar ningún orco con vida, salvo que antes hubieran muerto todas las ninfas……





Salieron las cazadoras y las exploradoras hacia su destino con una hora de adelanto sobre el ejército, tendrían que dar un rodeo importante para llegar al otro extremo del poblado sin ser vistas, luego el ejército se puso en marcha, sólo quedó montado un pequeño campamento con las encargadas de aprovisionamiento y dos ninfas más que habían enfermado, en total serían sesenta y nueve ninfas para enfrentarse a cien orcos, la lucha iba a ser desigual, pobres orcos no tenían ni dónde esconderse…
cuando salió el sol el primer escuadrón de ninfas se acercaban hacia el poblado a pie con una espada larga en la mano derecha y un escudo en la otra, como siempre las armas de las ninfas estaban recubiertas de veneno, el segundo escuadrón estaba tomando posiciones para lanzar todas las flechas posibles sobre el poblado, luego cuando el primer escuadrón hubiera entrado en el poblado avanzarían hasta las puertas para tener mejor puntería y no matar a sus compañeras……
Un grito salió del poblado, un pequeño orco había divisado a las ninfas y dió la voz de alarma, la primera flecha fué para él , murió al instante y luego comenzaron a caer andanadas de flechas sobre el poblado, veinte orcos murieron sin saber siquiera lo que se les venía encima, en pocos segundos las ninfas entraron en el poblado,algunos orcos les salieron al paso con espadas y palos, pero estaban mal ataviados y la urgencia no les permitió organizarse, iban cayendo tal como salían de sus casas, algunos intentaron huir para encontrarse con las exploradoras que dieron cuenta de ellos con sus flechas, una vez se hubo cerrrado el cerco no salió nadie con vida, luego se comenzó a encender los tejados de paja de las cabañas hasta que no quedó ni una, el poblado había sido aniquilado en cuestión de minutos, se buscó materiales, armas y comida que fuera interesante para las ninfas, una docena de conejos, algunas flechas recuperadas, cuatro escudos que los orcos se habían traido de los enanos como recuerdo y algunas pieles fué el botín, todo lo superfluo se quedó en el poblado, cuando ya se marchaban, una ninfa encontró un pozo escondido y pudieron cargar bastante agua, si algo habían aprendido es que el agua sería importante, y sólo llevaban un día en aquel desierto, ¿o deberíamos llamarlo infierno directamente?.
al hacer recuento se encontraron con que cinco ninfas les habían abandonado en aquella aventura, bienaventuradas sean pues su calvario había concluido, se replantearon los escuadrones de acuerdo al numero real que les quedaba y decidieron descansar lo que quedaba de día para seguir avanzando a la noche siguiente.

continuará

imagen: http://volcanertaale.blogspot.com.es/
si llegó aquí desde la página oficial del cuento pulse aquí para volver a ella: las ninfas suicidas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s