La chica de la acera

Hoy es el día de mi cumple y quería hacer algo diferente, una historia complicada y a la vez realista, espero no se me enfade nadie, es fácil que se me tache de machista, incluso de iluso, pero es un regalo a todos los amigos que leen de vez en cuando este blog, hoy es 13 de julio y cumplo 45 años, en lugar de esperar un regalo vuestro soy yo el que os hace este regalo, espero os agrade……

Esta historia le pasó al amigo de un amigo que a su vez me la explicó a mí, supongo que es mentira, pero al paso que vamos puede pasar…..
El amigo de mi amigo se llamaba Gustavo, pero también podría llamarse Antonio, Jesús o Idelfonso, para el caso lo mismo daba…
Gustavo había entrado en los cuarenta, comenzaba a tener canas en su pelo lacio y estaba en el peor momento de su vida, la curva de la felicidad se le había acentuado definitivamente, no estaba entrado en años pero aquella barriguita le recordaba que habían sido muchas las cervezas y “tapitas” soportadas,
tenía dos hijos de un matrimonio que había ido a la deriva desde casi su comienzo, aquello había acabado hacía dos años y había conseguido que su libertad le llevase por los caminos de la gloria en los negocios, realmente habían sido dos años muy fructíferos, su negocio iba viento en popa, el dinero venía “como caido del cielo” y la empresa que hace dos años era él sólo como un autónomo,ahora era una pequeña empresa de dos socios y cuatro empleados, en los tiempos de crisis que corrían aquel éxito había sido increíble….
Pero Gustavo se tenía que enfrentar noche tras noche a su peor pesadilla, porqué ? porqué? porqué? había estado casado ocho años, quería a su mujer, pero su relación se había ido enfriando sin saber ¿porquë?, suponía que la monotonía, o quizás fuera un desastre en la cama y su antigua compañera se lo hubiera escondido, si fuera esto último sería deprimente, tener dos hijos y sufrir durante años porque quién tienes a tu lado no es capaz de decirte con sinceridad: “cariño, eres un desastre en la cama”, o bien nunca había habido feeling y sólo había habido la “necesidad” de montar una familia como todo el mundo hace sin tener en cuenta tu propia felicidad…… esos eran los fantasmas que le perseguían noche tras noche en los dos últimos años tras la separación, dolorosa por cierto, y muchos años antes cuando unos minutos de felicidad tapaban meses y meses de “aguante e infelicidad”, si alguién ha pasado o está pasando por el “camino del casado solitario” sabe a lo que me refiero…………
Aquella noche era Jueves, pero a Gustavo le daba igual, no distinguía entre lunes martes o sábado, salía cuando quería y no tenía a nadie a quien darle cuentas, distinguía los días por la cantidad de gente en la barra de su discoteca favorita, si había muchos jóvenes derrochando hormonas y armando bullicio era viernes o sábado, el resto de la semana había los de siempre y las de siempre…….

Cuando salió de la discoteca amanecía e iba sólo por la calle, cuando se encontró a una chica Morena guapísima tirada en la acera, estaba desolada y vió que realmente lo estaba pasando mal, no era la típica jovencita que había pillado la borrachera de su vida, sollozaba amargamente, sólo como el que realmente no sabe que camino coger……….
Gustavo tendría que haber cogido el camino que cogen todos: cambiar de acera e irse a dormir un par de horas hasta que fuera a trabajar, pero ese día sin saber bien porqué se involucró sin que nadie le hubiera llamado……
Gustavo:” Señorita: ¿se encuentra usted bien?, ¿necesita algo?.”
La muchacha seguía sollozando cómo si Gustavo no estuviera, Gustavo intentó ayudarla a levantar, mientras que decía:” venga vayamos a tomar un café, conozco un sitio cerca de aquí dónde hacen un café que levanta a los muertos y supongo que un café caliente, unos bollos y un poco de charla no le hará daño señorita”.
La mujer se dejó hacer, Gustavo la miró de soslayo, debería tener unos veintipocos años, morena intenso con los ojos de color miel y pecosa,debía medir sobre el metro sesenta y cinco y tenía un buen “par de razones” por las que cualquier hombre que se preciara se podría volver loco……..
Al poco llegaron al café serían las seis de la mañana, estaban sólos salvo el camarero, Gustavo pidió dos cafés con leche y un plato de bollos, deliciosos recién hechos, los mejores de la zona le dijo a la muchacha……….
La joven comenzó a tomar pequeños sorbos de café y poco a poco empezó a reanimarse, se llamaba Silvia, tenía veintidos años, llevaba tres años parada, se le había acabado el paro, vivía con el sueldo del novio, se había peleado con sus padres por su novio y ahora éste le había dejado tirada, “el susodicho novio” se había quedado parado, había rescatado la fianza del alquiler del piso y se había marchado dejándola en la calle con una nota que decía: ha sido maravilloso mientras duró…..”
Gustavo le comentó que tendría que volver con sus padres, que éstos lo entenderían y que le perdonarían, Silvia lo desechó de inmediato, su padre era muy recto y de la vieja escuela,acabó su discursión con un :”Desde ahora mismo no tengo hija ….” y cuando lo dijo y de la manera que lo dijo no había lugar a dudas … y su madre haría lo que dijera su padre, así había sido desde hacía cuarenta años …..
Gustavo estaba pensando que estaba “buena la jodía” pero la veía muy jóven para él, además que no tenía ganas de una relación seria, se decía a si mismo…….
Pero allí estaba, tras el primer café se encontró pidiendo otra ronda “incluidos los bollos” y charlando y riendo animadamente con la jovencita……
De vez en cuando se atascaba la jóven y volvía su tormento, que haría a partir de entonces, dónde viviría y de qué viviría, pero Gustavo era capaz de volverla a sacar del pozo de sus angustias y volver a verla sonreir, se dió cuenta que hacerla feliz le hacía feliz a él y que, sin saber porqué no tenía ganas de ir a trabajar aquel día, llamó al socio y le pidió el día libre……. Aquello solía suceder, pues los dos socios eran divorciados y a veces tenían sus rollitos…..
Al cabo de dos horas Gustavo le dijo a Silvia si quería dar un paseo y la llevó lpor los sitios más bonitos del pueblo, Silvia poco a poco se fué acercando más a él hastaque acabó cogida de su brazo, a Gustavo le hacía mucho bien el sentirse valorado por una mujer veinte años más jóven que él y que además en el fondo le gustaba……
llegó la hora de la comida y Gustavo llevó a Silvia a su restaurante favorito, aquel que resguardaba para sus amistades más íntimas, luego de comer hicieron un “despacho de trabajo”, los dos a una intentando buscar una solución a su problema, padres: ni pensarlo, hermanos: una hermana retrasada que estaba internada en un psiquiatrico….. amigos: los perdió al juntarse con su anterior novio…… no quedaban posibilidades….Gustavo estaba luchando consigo mismo, no quería una relación seria, pero tampoco quería dejar a aquella muchacha maravillosa escaparse de su lado, por otro lado, cuando se divorció se prometió a si mismo que no montaría otra relación sin tener las riendas de su mano…….
Gustavo:”Silvia te voy a proponer un trato, quiero que lo pienses, ante todo que sepas que me lo he pasado muy bien contigo hoy, hace mucho tiempo que no me lo pasaba tan bien con nadie del otro sexo, espera, escucha y medita bien la respuesta, tengo un apartamento vacío en el pueblo, y te ofrezco un trato, te lo alquilo durante el tiempo que quieras, pero cómo me has recordado no tienes dinero para pagar el alquiler, pero te lo puedo cambiar por hacer el amor una vez a la semana, si quieres y piénsatelo bien, podemos quedar cada viernes mientras tu quieras o necesites el piso y nos acostamos, esto renovaría automáticamente el alquiler hasta el próximo viernes, en el momento que no quieras o no lo necesites, faltas un viernes, me dejas las llaves dentro del piso y aquí no ha pasado nada, repito piénsatelo ben, aqui te dejo el número de móvil y marcho, si me llamas me volverás a ver, si no perdona por mi indiscreción y mi osadía, de todas maneras déjame decirte que una proposición así no se la haría a cualquiera, sólo a unas pocas mujeres en esta vida…..”

Aquí dejamos nuestra historia, que haría si fueras Silvia ??, que te parece Gustavo??, es una historia demasiado machista o bien vale la pena que tenga una segunda parte, si quieres una segunda parte, cómo debería ser ???, venga escríbeme algún comentario con tus conclusiones,así sabreé que lo has leido y si te ha gustado o no :))
Como siempre un abrazo y sed felices, yo lo soy …..

Anuncios

2 pensamientos en “La chica de la acera

  1. xDD yo creo que no se iria nunca la chica, pero para la historia quiero que se vaya al apartamento y luego ella lo acabe utilizando a él. Un Medias negras de Sabina 😉

    • nunca lo hubiera enfocado así seguramente lo haga sin o hay alguien más que de una opinión más satisfactoria , saludos sosio @luweeds

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s