crónicas de las tierras mágicas: segunda era. Llegan los enanos

Un fauno entró corriendo en el “fuerte” creado por los ejércitos de las tierras mágicas, o en su defecto por lo que quedaba del ejercito que defendía aquel valle, aquella tierra y depende de cómo lo miraran todo aquel mundo.

Los soldados del ejercito de la tierra se habían estancado, ya no había ofensivas, ni siquiera salían patruyas fuera del fuerte, era como si tuvieran bastantes problemas en el otro mundo como para centrarse en este, de todas maneras habían ganado la batalla por la posesión del portal, pero estaban cayendo en el mismo error que habían tenido los faunos y sus aliados, le estaban dando tiempo al enemigo para reorganizarse y para crear nuevos sistemas de defensa y ataque, los ogros y los enanos habían construido un burdo fuerte con piedras que en caso de necesidad los ogros podían usar para sus “tirachinitas”,habían dejado en medio del fuerte a sire silfiadocus, el alcornoque mas viejo del bosque mágico y general de aquel ejército, habían dispuesto tres tirachinas “fijos ” donde los ogros hacían puntería con el fuerte enemigo para que no se olvidaran de que estaban allí pero las agresiones no pasaban de meras advertencias por ambos lados.

 

El joven fauno entró gritando : “vienen enanos, vienen enanos por el camino de la montaña de los ogros”, sire silfiadocus mandó llamar a aquel fauno y le impetó…

sire silfiadocus:”tú insensato,calla y explícanos que pasa, pero sólo a nosotros no hace falta que lo grites para que se enteren los soldados enemigos….”

joven fauno:”Perdón sire, viene una compañía de enanos con grandes hachas y martillos, visten diferente de nuestros amigos pero son enanos igualmente.”

Sire Silfiadocus mandó llamar a wolfag el jefe enano de la mina de pico pelado y le preguntó si su gente podría venir a ayudarles, sinceramente no tenía ni idea,así que mandó a los dos jefes enanos a entrevistarse con el jefe de la compañía enana y ver si venian a ayudarles, dándoles claras instruciones de que se quedaran como fuerza de refresco en el claro del bosque mágico que estaba a un dia de marcha de allí, así el ejército enemigo no sabría que les habían llegado refuerzos…….

Por su parte Fausto en los eriales estaba atascado, por primera vez seguramente no sabía que hacer, estaba en los eriales, delante de la ciudad troll y no sabía si ir a enfrentarse con el jefe troll o pasar de largo y seguir camino hacia el castillo del nigromante rojo, guiado por los hombres de los eriales, así que decidió hacer una reunión para decidir que harían. de todas maneras las informaciones que les había dado el hombre de los eriales sobre las ninfas no eran muy halagadoras y no les ayudarían precisamente con los troll?s, lástima serían una buena fuerza de choque en la batalla.

una ninfa llegó a su lado, era su amada Nirvana, le cogió dela mano y sin decir nada lo metió a empujones en la tienda que hacía las veces de casa,aquella noche no habría reunión con los demás, el aire ululaba un aroma de “guerra de camas” que le encanto a Fausto, su mujer le pedía guerra ¿quién se podía negar?….

Continuará…….  

 

imagen : http://www.oscurossecretos.com.ar/tag/enanos/

Anuncios

2 pensamientos en “crónicas de las tierras mágicas: segunda era. Llegan los enanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s